viernes, 3 de octubre de 2014

DIY Lámpara Chandelier



Hola a tod@s!!!!

Hoy os traigo un DIY que me ha gustado mucho hacerlo ya que además de quedar preciosa me ha salido muy económico y por fin he colocado la lámpara que me faltaba en mi dormitorio. 
Últimamente veo en la red unas maravillosas lámparas araña de cristal (Chandelier) que otra vez se han puesto de moda y que quedan preciosas en los estilos decorativos que me gustan. 

No me digáis que no son maravillosas...
La mía iba a ser más sencillita pero igual de resultona. Eso si, tenía claro que la quería blanca y radiante. 

Primero los materiales necesarios:
- Lámpara a recuperar
- Imprimación multiusos
- Pintura en spray
- Casquillos y portabombillas (en el caso de que sea necesario)
- Cáncamos pequeños
- Caireles de cristal
- Barniz en spray

Compré en un rastro de antigüedades una lámpara muy feilla pero que yo miré con otros ojos y encima baratísima, 5 €!!! por lo que no lo dudé y me la llevé a casa. Hay que buscar la belleza oculta de los objetos y ver las posibilidades que nos ofrecen. Os enseño como era. La típica lámpara que se llevaba años atrás y que ahora ha quedado anticuada, pero eso lo vamos a solucionar. 


Después de una buena limpieza le di dos manos de imprimación multiusos insistiendo bien en las ranuras. 


Dos manos de pintura blanca mate en spray. 


Como esta lámpara no tenía agujeritos para colgar los caireles se los tuvimos que hacer con una broca muy fina para metales. 


Si les hacéis los agujeros como en este caso debéis tener mucho cuidado de no taladrar el cable que va por dentro de los brazos. 


Después colocamos unos cáncamos cerrados pequeñitos. En este caso ya eran blancos y si no los encontráis sólo tenéis que pintarlos con el mismo spray que el resto de la lámpara. 


Luego tocaba cambiar los casquillos ya que como era otro el sistema que iba a utilizar los que tenía no me venían bien. Esta parte la hizo mi chico ya que yo aún no me he puesto al día con el tema eléctrico.


En las ferreterías  venden un sistema de casquillos para insertar posteriormente la vela. Elegí esta forma de poner las bombillas ya que no quería ningún tipo de tulipas ni de cristal,  como supongo que tenía la lámpara originalmente, ni de tela. 





La vela debe encajar perfectamente en el casquillo ocultándolo.



Pinté el interior de la base de la tulipa. Esta vez con brocha fina para no pintar el casquillo. 




Como los caireles me los encontré en una zona donde la gente tira los escombros y estaban muy sucios los limpié bien con agua jabonosa. 


Una vez limpios quedaron preciosos y tan brillantes!!!


Después de proteger toda la lámpara con barniz mate en spray tocaba la parte más divertida, colocar los caireles a mi gusto. Unas tiras largas y las lágrimas preciosas.


Unas fila de tiras las coloqué en los cáncamos y las otras aproveché los agujeritos de la base de tulipa. 



Y así ha quedado mi lámpara. Estoy muy orgullosa y satisfecha con el resultado.






¿Os gusta como ha quedado en mi habitación?


Aquí encendida. 




Si tenéis una lámpara anticuada y no os atrevéis a hacerlo yo lo haré por vosotros y si no la tenéis os la busco para poder transformarla a vuestro gusto. 
Espero que os haya gustado este nuevo DIY y muchas gracias por vuestros comentarios!!!
Besos para tod@s!!!

22 comentarios:

  1. ¡Menudo trabajazo, Ana! ¡Y qué resultado tan bonito! Nosotras estamos con una idea semejante, y nos está costando la misma vida terminarla. La cadena no conseguimos pintarla bien... ¿Cómo lo has conseguido? ¡Eres nuestra ídola de las lámparas recicladas!

    Besos mil de las dos

    J&Y

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja, ja, muchas gracias chicas!!! Seguro que al final lo conseguís y os quedará preciosa como todo lo que cae en vuestras manos. La cadena tiene exactamente el mismo tratamiento que el resto de la lámpara. Primero imprimación porque si no el cable queda hecho un asco y después la pintura en spray.
      Besos a las dos

      Eliminar
  2. Pero qué bonitaaaa¡¡ Preciosa transformación¡¡ Me ha encantado
    Buen fin de semana Ana¡¡

    ResponderEliminar
  3. Me encanta!! Y qué suerte has tenido, tanto con la lámpara como al encontrar los caireles. Ha quedado muy, muy bonita, y complementa perfectamente tu preciosa habitación. Besos.

    ResponderEliminar
  4. Es una verdadera preciosidad! Una de nosotras recuperó una y quedó muy parecida a la tuya!
    Que cambio,y el paso a paso muy bien explicado!
    Tu chico también se merece un hurra!
    Que la disfrutéis mucho!
    Muchos besos de las dos

    ResponderEliminar
  5. Ohhh!!! Preciosa!!! Me encanta los accesorios que ke habeis puesto!!!
    Yo tengo una esperandome hace mas de un año y me da pereza...pero luego veo esto y me dan ganas....
    Buen finde!!! Besitos

    ResponderEliminar
  6. Te felicito. Un magnifico trabajo y un tutorial igualmente bueno.
    Saludos

    ResponderEliminar
  7. wwwoooww, me quedé sin palabras, hermosísimo. Saludos. Alicia.

    ResponderEliminar
  8. Hola Ana !! Que maravilla te ha quedado a, yo hace un año hice lo mismo con una lámpara y no se me ocurrió tu brillante idea de hacerle hoyitos a,,, te copiare la idea la que la mía quedo bastante incipida ! Te felicito por el gran trabajo y por ser fuente de inspiracion

    ResponderEliminar
  9. a mi me encantan este tipo de lamparas , la tuya ha quedado preciosa , has tenido una idea estupenda , un beso

    ResponderEliminar
  10. Muy buen trabajo Ana como te dije por FB.
    Minucioso en cuanto a la colocación de las lágrimas de cristal. Al final has optado por los agujeritos para colocar los caireles como te comentó Antolín, han quedado perfectos...parece que el material no era muy duro.

    Enhorabuena

    Besos

    ResponderEliminar
  11. ¡Vaya lámpara que has dejado! ¡Está espectacular!
    Besos

    ResponderEliminar
  12. La lámpara original sólo me encaja en un salón con el cuadro de caza detrás del sofá de Sky con sus flecos en la parte inferior y los tapetes de ganchillo. Pero menudo cambiazo que le has dado. Veo ese tipo de lámparas en imágenes de decoración y no me pueden gustar más. Cuando algún día me decida a cambiar la decoración de mi casa y quitar los muebles de líneas tan rectas... seguramente caiga alguna lámpara de ese tipo.

    ResponderEliminar
  13. Preciosa,preciosa!!
    No me puede gustar más tu transformación!!
    Yo he hecho dos,una en negro y otra blanca y me gustó mucho el resultado!!
    Besitos

    ResponderEliminar
  14. Me encanta el resultado final,te ha quedado muy muy bonita y en tu habitación no puede ir más acorde.Buen trabajo.
    manualidadeseldintel.blogspot.com

    ResponderEliminar
  15. Siempre odiando las lámparas tan feas que tenía mi madre en el salón y como que ahora las veo de otra forma oye!!!! Con este punto tan actual! Un gran trabajo!

    Besitos
    imperdible88.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  16. me encanta el resultado......ahora tienes una lampara espectacular...
    Besos

    ResponderEliminar
  17. Menudo cambio no??

    Me sumo a la reflexión que haces sobre : "buscar la belleza oculta de los objetos y ver las posibilidades que nos ofrecen". Esta debe ser una de nuestras principales máximas, aunque a veces es complicado intuirlo, sin duda es un don innato, y tu con tus trabajos nos demuestras que lo tienes.

    La combinación del color elegido con los caireles me gusta, el acabado es muy fino, nada que ver con el dorado tan de moda en su día...pero que ahora no dice nada.

    En cuanto a la ejecución del trabajo, también me parece perfecta. La elección de hacer el agujero para colocar la anilla es sin duda la más complicada, pero veo que has salido bastante airosa.

    Los materiales utilizados también son los más apropiados por su reversibilidad, por lo tanto...no queda más que felicitarte por este trabajo. Enhorabuena!!!

    ResponderEliminar
  18. Un resultado estupendo .
    es un trabajo que estoy haciendo también a ver si me queda tan chula como la tuya
    Besos

    ResponderEliminar